Colegio Apóstol Santiago, DESA: espacio doblemente “cardioprotegido”

Desde hace varios años, el Colegio Apóstol Santiago se situaba como espacio cardioprotegido, pues se disponía de un desfibrilador (situado en el edificio de Secundaria y Bachillerato) y personal formado en su uso. Tras la reciente instalación de un segundo desfibrilador, ahora en el edificio de Infantil, podemos sentirnos doblemente “cardioprotegidos”. Con este segundo dispositivo se cubre con mayor seguridad todo el espacio del centro, por lo que podrían salvar vidas en caso de que surja una emergencia cardiaca.

Por ello, en el centro encontraréis diferente señalización con las siglas DESA, que significan “Desfibrilador Externo Semiautomático”. La función que tienen los desfibriladores ante una parada cardíaca es restablecer el ritmo cardíaco de la persona. Aplicando las maniobras básicas de reanimación y empleando un desfibrilador hacemos que el porcentaje de posibilidades de fallecimiento disminuya.

Señalamos varios aspectos: son desfibriladores homologados y certificados; los equipos se han colocado para aumentar la disposición para su uso y la accesibilidad; instalados según los requisitos y normativas de la Comunidad de Madrid; más 40 personas del centro hemos recibido formación básica en su uso; y se asegura el mantenimiento de los equipos.

Esperando que nunca sea necesario su uso, podemos sentirnos más seguros. ¡Gracias!