ADVIENTO EN MI COLE

Pronto llega la Navidad. En este tiempo renace la esperanza de que, además de que nos toque la lotería,  pasemos unos días felices en familia, de volver a disfrutar de los que estaban lejos, de las vacaciones, de los regalos…, en este tiempo, recordando la infinita bondad de Dios al hacerse uno de nosotros,  nos sentimos más solidarios y generosos con quienes están más necesitados de ayuda: la castañada, la actividad de sembradores de estrellas, la visita de los reyes, el concierto, los belenes…,son muestras de este sentir en el ambiente del cole.

De forma más continuada participaremos en la tradicional “OPERACIÓN KILO” en la que iremos recogiendo cada día los alimentos que llevaremos al Hogar San José y al Albergue de personas sin hogar de nuestro municipio para que alivien la pobreza de muchas personas.

Pero todos, seguramente también los que tenemos un hogar  y todo lo suficiente, tenemos  una ESPERANZA que nos viene de la promesa que Jesús, antes de subir al cielo, nos hijo, “no os dejaré huérfanos…, volveré a vosotros”. En Navidad no sólo recordamos su nacimiento sino que esperamos su venida a nuestros corazones, a nuestras familias, a toda persona que lo busca.

¡Pero, si pasadas las fiestas, todo va a seguir igual!

Depende de nosotros, si estamos un poco atentos puede ser que lo encontremos, muy cerquita, en el mismo problema que te agobia, en la misma flaqueza que te hace tropezar, en tus mismos errores que te cuesta reconocer, en el bien que haces cada día, en el cariño de los que siempre te quieren…, atentos y confiados, dejando que Jesús haga en mí su obra de misericordia y de bondad…, y que le eche una manita en lo que pueda.