VIVAMOS EL ADVIENTO

El Adviento es el tiempo que nos propone la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta del nacimiento de Jesús, hecho niño por amor a todos nosotros. Un amor que no tiene ni principio ni fin, un amor que es para siempre.

El Adviento sólo dura 4 domingos, y los tenemos que aprovechar muy bien. Para aprovechar bien este tiempo sería muy bueno proponernos un reto. El reto consiste en esforzarnos por ser mejores  personas para que Jesús nazca en nuestros corazones.

¿Cómo podemos hacer esto?:

  • Dedicar un tiempo cada día a la oración para escuchar a Dios: rezar una oración o rezar personalmente con tus propias palabras, rezar con la familia, dar gracias a Dios antes de dormir…
  • Practicando la amabilidad con detalles sencillos con las personas con las que cada día convivimos: un saludo, una sonrisa, compartir, ayudar en casa, a los amigos, pedir perdón…
  • Siendo agradecidos con Dios por todo lo que nos ha dado, con nuestros padres por el amor que os tienen, con los profesores por el tiempo que nos dedican…

Si intentamos vivir el Adviento de esta manera, ¡será el mejor Adviento de nuestra vida, a pesar de todos los pesares! Y el día de Navidad recibiremos a Jesús, al que hemos esperado con tanta ilusión, y descubriremos que efectivamente ¡Jesús es nuestro verdadero amigo!  Y llenos de alegría  cantaremos un hermoso villancico, porque ha nacido Jesús.

¡Feliz y profundo Adviento para todos!