María Madre de los Huérfanos 2021

Cuando Jerónimo dejo las cadenas de su cautiverio a los pies de la imagen de la Madonna Grande de Treviso, no solo atestiguaba la intervención de María en su liberación, sino que además confirmaba su deseo de cambiar de vida. Él, que solo había pensado en la gloria, el poder y la fama, se ponía en manos de ELLA, que confió en Dios hasta el extremo. María madre de los huérfanos se convierte en el modelo de paternidad y maternidad que acoge, abraza, comprende y tolera al incomprendido, el que no cuenta, al distinto y al pobre. Hoy, bajo su modelo y protección, queremos acoger al huérfano de amor, de ayuda, de amistad, de cariño, de esa sonrisa y palabra cercana en nuestras clases, en nuestras calles, en nuestro colegio. María, madre de los huérfanos, ruega por nosotros y por todos los huérfanos del mundo… y haz que nosotros también seamos sensibles, como Jerónimo, a tantos huérfanos a nuestro lado.