La LOMLOE, aprobada y publicada.

El miércoles 30 de diciembre de 2020 fue publicada en el Boletín Oficial del Estado la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOMLOE). Tras meses de polémica y pese a la movilización ciudadana en su contra, el proceso exprés de tramitación de la ley ha culminado a las puertas del nuevo año con su entrada en vigor definitiva. El Colegio Apóstol Santiago se ha unido a Escuelas Católicas y a la Plataforma Más Plurales junto a muchas entidades y sindicatos, y más de dos millones de ciudadanos, en la reivindicación de la modificación de esta Ley cuando todavía era un proyecto, sin embargo, la Ley Celaá, con sus objetivos partidistas e ideológicos, ha sido aprobada. Consideramos que la tramitación de la LOMLOE ha sido un atropello a las libertades y derechos de los ciudadanos, adoleciendo en todo momento de un profundo déficit democrático.

La Ley Celaá rompe todos los equilibrios edificados desde el artículo 27 de nuestra Constitución al restringir el derecho a la educación de todos a la oferta de plazas públicas, y reduciendo el papel de las plazas gratuitas en la enseñanza concertada a un papel subsidiario y meramente auxiliar. La Ley rechaza la demanda social y estrangula la facultad de elección de las familias a la hora de elegir centro educativo para sus hijos. Introduciendo además el mandato de la promoción exclusiva y excluyente de nuevas plazas en la escuela pública, la Plataforma Más Plurales denuncia el acoso y derribo nada disimulado que la LOMLOE supone para la enseñanza concertada. Por todo ello, se pone en peligro el futuro laboral de muchos miles de trabajadores y profesionales de la enseñanza concertada.

La difícil situación en la que quedan los centros específicos de educación especial en la Ley Celaá crea para ellos un nuevo y negro horizonte que cuestiona su misma existencia y el reconocido papel que desarrollan actualmente, contando con la participación y satisfacción de las familias por la excelente atención que reciben sus hijos. Del mismo modo, la LOMLOE supone una gravísima agresión para el profesorado de Religión de los centros públicos, al devaluar esta asignatura a un rol meramente formal y decorativo, sin ningún valor académico y muy posiblemente en un lugar marginal del horario escolar.

El Colegio Apóstol Santiago agradece a los profesionales del centro, a las familias, a AMPA, a la comunidad educativa en general, todos los esfuerzos realizados en la protesta (campaña “naranja”, manifestaciones, firmas, etc.) ante la tramitación de esta Ley. Seguiremos uniéndonos a las acciones que supongan una reflexión ante esta norma injusta y solidarizándonos con aquellos que se sientan perjudicados por la misma.

En un futuro, a partir de las instrucciones de la administración competente de la Comunidad de Madrid, os informaremos de las concreciones de esta norma (calendario de implantación, modificaciones organizativas y de currículum, evaluación, etc.). Seguiremos trabajando para mantener y mejorar el proyecto educativo del Colegio. Gracias por vuestro apoyo.