Semana Santa, Cruz y Resurrección

Llega la Semana Santa y seguramente, va a ser diferente a otras que ya hemos vivido: confinados en nuestros hogares, no habrá desplazamientos ni viajes, no habrá procesiones, las celebraciones litúrgicas se harán a puertas cerradas… Todo esto no puede oscurecer el sentido de esta “Pascua”, realmente un momento de paso significativo en la vida de todos, y tenemos que hacer posible que sea además un momento de encuentro con Cristo, que padece, muere y resucita por nosotros. Os invitamos a todos a redescubrir este verdadero y auténtico sentido. En medio de esta “tormenta”, el Señor, nos invita a despertar, a vivir el valor de la familia y de la convivencia, a reactivar en nosotros la solidaridad, a aplaudir a todos aquellos que desde su profesión o desde una actividad de voluntariado están estos en días comprometidos con quienes los pudieran necesitar… La cruz es herramienta de tortura, de muerte, pero la Cruz con Cristo se convierte en instrumento salvación. Mirar a la Cruz, nos ayudará a llenar nuestro corazón de esperanza y a dejar que ella nos fortalezca. Un consejo: “no tengáis miedo”, Cristo con su Resurrección hace nuevas todas las cosas. También hoy, como ayer, Cristo Resucitado sale a nuestro encuentro. Celebremos con Él la victoria de la vida ante esta realidad que nos aísla y empequeñece.

Que el ejemplo de san Jerónimo y María nos llenen de esperanza en el Resucitado. Compartimos con vosotros el mensaje de los Padres Somascos para esta Semana Santa. AQUÍ.