Jornada Somasca Mundial en Defensa de la Infancia maltratada

Aunque lo primero que nos suele venir a la cabeza en España cuando hablamos de los “santos inocentes” son las bromas, que se intenta (generalmente) que sean de buen gusto y como momento de alegría, típico del tiempo de Navidad, resulta que su origen, como muchos sabéis, no tiene nada de alegre sino de trágico. No, no quiero aguar las fiestas a nadie, pero es así.

Es el recuerdo de los niños que mandó matar el rey Herodes al enterarse que había nacido un niño en Belén, Jesús, que había sido elegido para ser rey de su pueblo. Así murieron, según nos cuenta la Biblia, casi todos los niños menores de dos años. De ahí que se les denomine a estos pequeños Santos Inocentes y su fiesta se recuerde poco después del día de Navidad.

Teniendo presente este recuerdo los Padres Somascos celebramos la Jornada Somasca Mundial en Defensa de la Infancia Maltratada, un día especial en el que tenemos presentes los niños que hoy en día siguen sufriendo y muriendo por los “nuevos herodes”, a veces con el nombre y rostro de la pobreza, otros de la explotación infantil, otros del maltrato o abusos, otros del abandono. A tantos que, antes o después de nacer, se les pide entreguen su vida de forma física, psicológica o espiritual. Son situaciones comunes, por desgracia, practicamente en todos los países del mundo.

Junto a esta realidad está toda la humanidad que sigue luchando para preservar para la infancia un lugar apropiado, donde el amor, el respeto, la atención y en general todas las necesidades básicas sean atendidas, donde sin exageraciones, que les convertirían en tiranos, sean tratados como reyes en el sentido cariñoso que tiene esta palabra cuando se dice a alguien que se quiere.

Aquí, en el Lar Sao Jerónimo de Beira, Mozambique, tuvimos una fiesta en ese día, hay que reconocerlo, sin pensarlo, pero así fue. Pincha aquí para ver las fotos.