Pascua Juvenil Almería 2019

Del 14 al 17 de abril un numeroso grupo de jóvenes de catecúmenos de confirmación y catequistas de nuestro colegio nos reunimos en nuestra casa de Terreros (Almería) para vivir la Pascua en preparación a la Semana Santa. A través de la convivencia, la oración y la reflexión, estos días han supuesto para cada uno de los participantes una experiencia única y gratificante.

Comenzamos la tarde del domingo 14 con diferentes dinámicas de grupo y juegos para conocerse todos un poco más. Esa misma tarde celebramos la cena judía como anticipo de la celebración de la Eucaristía en la que recordamos la última Cena de Jesús con el gesto del lavatorio de los pies. Después de cenar acompañamos a Jesús en su oración en el huerto de los Olivos (Getsemaní).

 El día 15 vivimos el viernes Santo. Después de la oración de la mañana, individualmente cada joven se puso en camino hacia “el desierto” para reflexionar en la soledad y en el silencio sobre todo lo que estábamos viviendo en estos días Pascuales. Ya por la tarde comenzó la celebración del Vía Crucis donde a través de diversas dinámicas los jóvenes acompañaron a nuestro Señor en el camino del Calvario, recordando así los últimos momentos vividos por Jesús. Una vez acabada la cena se celebró la Adoración de la Cruz. Fue este un momento vivido con mucha intensidad y recogimiento que tocó muy a fondo el corazón de cada participante.

El día 16 tras la experiencia del Camino de Emaús, nos dimos cita en el campo de arena del campamento para comenzar la Vigilia pascual con la bendición del fuego. Desde allí nos pusimos en camino hacia la Sombra de la Vida para iniciar la celebración de la Resurrección de Cristo.

El día 17, las primeras horas de la mañana se dedicaron a la limpieza del campamento. A continuación nos reunimos para valorar y sacar conclusiones de esos tres días de convivencia. En esta reunión fueron protagonistas los jóvenes que el próximo día 27 recibirán el Sacramento de la Confirmación. A las 14,30, después de la comida salimos hacia Aranjuez.

El Viernes Santo comenzó con la celebración del Vía Crucis donde los jóvenes acompañaron a nuestro Señor en el camino del Calvario, recordando así los últimos momentos vividos por Jesús. Sobre la cruz fueron colocando cintas de colores que simbolizan que quieren seguir a Jesús. Esa tarde fue el momento de revivir la pasión y muerte de señor.

Han sido días muy intensos para todos los jóvenes que han participado en este acontecimiento. Todos ellos se han ido con la idea de que sentir el amor es posible, de que vivir de otra manera distinta es posible y que siempre se puede llegar más allá de lo que uno piensa. ¡Feliz Pascua de Resurrección para todos! (GALERÍA)