Nos solidarizamos con Mozambique y nuestra misión somasca

Los daños provocados por el ciclón Idai por Mozambique, Zimbabue y Malaui siguen creciendo y preocupando a toda la comunidad internacional. Ha dejado medio millón de desplazados, al menos 375 muertos hasta ahora y más de 15.000 personas en Mozambique que todavía esperan ser rescatadas. Todavía quedan áreas y pueblos inundados que son inaccesibles, por lo que el número de personas fallecidas puede ser mayor. La ONU prevé que haya casi tres millones de afectados. Solo en Mozambique hay 260.000 niños afectados, según Unicef. Las labores de rescate se están viendo dificultadas por la persistencia de nubes, niebla y lluvias.

Beira, la segunda ciudad de Mozambique con 530.000 habitantes, ha resultado dañada o destruida al 90%, ha anunciado la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR). Allí está la obra somasca, el Lar São Jerónimo, misión de los Padres Somascos con orfanato, escuela y comedor social. Ha sido duramente castigada. Afortunadamente, de momento no hay daños personales, aunque la situación está resultando cada vez más insostenible: no hay electricidad, agua corriente y ahora, está escaseando el combustible, lo que dificulta enormemente la comunicación y el transporte. Mientras, el Cónsul Honorario de España, a través de su Embajada, comunica las grandes dificultades para acceder a las zonas más afectadas.

El Lar São Jerónimo ha sido fuertemente dañado: han desaparecido los tejados de diferentes construcciones, la torre de distribución de agua está inservible… Los casi 100 niños atendidos se guarecen en el edificio de los dormitorios. Se teme que se complique el acceso a la comida. Dada la destrucción de las infraestructuras, se teme que la ayuda pueda tardar en llegar. Simplemente, para poder comunicar con España tienen que trasladarse a casi 80 km para encontrar algo de cobertura telefónica…

Desde allí, nos piden que unamos “a coro” nuestras oraciones a san Jerónimo Emiliani para que interceda por ellos, los niños del centro, los religiosos Somascos allí presentes, por toda la población mozambiqueña y africana perjudicada por esta catástrofe. Como comunidad educativa somasca, preocupados por la situación de nuestros hermanos, nos unimos a esta oración y pedimos anticipadamente generosidad en el apoyo ante esta catástrofe. Desde la Dirección del Centro, junto con los Padres Somascos y la ONG Emiliani, se propondrán diferentes posibilidades para colaborar con Mozambique y la misión somasca, a través de distintas campañas solidarias.

Os seguiremos informando. Gracias.