Dentro del Plan de Autoprotección, el Colegio se dota de un desfibrilador

Desde hace años, el Colegio Apóstol Santiago está implantando en todas sus estructuras y etapas un Plan de Autoprotección. Entre otras medidas, se ha actualizado el plan de evacuación en casos de emergencias (con sus correspondientes “simulacros”) y todas las vías y puntos de señalización, los extintores y bocas de incendios, las alarmas acústicas interiores y exteriores, etc. Ahora, se ha dado un paso más: dotar al centro de un DESFIBRILADOR, capaz de analizar el ritmo cardiaco, identificar las arritmias mortales y restablecer, con la intervención de una persona, el ritmo cardiaco con altos niveles de seguridad. Esta dotación también ha estado acompañada con formación impartida por personal cualificado.